sábado, 14 de diciembre de 2013

STANLEY, EN BUSCA DE LIVINGSTONE, por Noelia García Gracia


Circunstancias que le hicieron salir de casa:
- Fue abandonado por su madre.
- Maltratado en la infancia.
- Ingresado en un centro de corrección.
Cuando logró salir del centro en el que estaba ingresado, aficionado a los viajes y atraído por las aventuras decide encaminar su vida a hacer expediciones por África.
Logros:
Se deben a Stanley el conocimiento de las fuentes del Nilo y de los lagos Victoria, Nyanza y Tanganika.
También fue un descubrimiento suyo el de la navegación por el rió Congo hasta el mar.
En el Congo hizo construir caminos y base y estableció líneas de navegación fluvial.
Como escritor, escribió los libros de “Como encontré a Livingstone”, “A través del continente negro”, “El Congo y la fundición de Estado libre”, “En el África mas tenebrosa” y “Mis primeros viajes y mis aventuras en América y Asia”.
Otro de los grandes aciertos que se le conocen es la lucha continua contra la esclavitud de la raza negra. Tenía voluntad tenaz y con grandes principios morales y cristianos, quizás por la infancia que tuvo.
Sin quererlo, él tal vez fue uno de los personajes que da origen al Imperialismo en el continente africano que posteriormente llevó a las grandes potencias a la explotación del mismo. Gracias a él conocemos mejor África desde el punto de vista geográfico.
Valoración:
Me ha sorprendido al leer la información sobre algunos de los viajes de Stanley las cantidades de rutas que realizó sin medios de transporte ni comodidades. En una tierra sin explorar consiguió localizar a Livingstone.
Tenemos que agradecer las generaciones actuales a aquellos exploradores el conocimiento de lugares tan desconocidos y lejanos.
Mi valoración es positiva, he descubierto que África ha cambiado mucho en 150 años. Sus fronteras tienen poco que ver con las actuales. En aquellas épocas eran tierras colonizadas por los países europeos y ahora independientes, es cierto que aún hay algunos que permanecen bajo las dictaduras.
Tengo que concluir en que no he tenido tiempo de leer el libro “En busca de Livingstone” pero no descarto el leerlo para conocer más detenidamente su trayectoria del viaje de Stanley más a fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario