sábado, 14 de diciembre de 2013

CHARLES DARWIN Y EL VIAJE AL ORIGEN DE LA VIDA, por Javier Minguillón Sánchez



Charles Darwin fue el científico inglés que puso los pilares sobre la teoría de la evolución y revolucionó la forma en la que vemos la naturaleza. Para ello, cargando con su formación, conocimientos y capacidad deductiva a su espalda, se embarcó en un viaje que le conduciría al origen de la vida.
Formación:
Cuando era un niño Charles, en The Mount coleccionaba sellos, minerales, huevos de pájaros y conchas de animales. Con ocho años empezó en la escuela local. En casa aprendió a pescar, cazar y montar en pony. Ese año perdió a su madre, que caía enferma con frecuencia. Al año siguiente se unió a su hermano Eras como interno en la escuela de Shrewsbury. Eras se interesó por la química y su hermano se convirtió en su asistente, los fines de semana utilizaban el cobertizo de su jardín para experimentar. Incluso cuando su hermano se fue a estudiar medicina a la Universidad de Cambridge, él siguió experimentando, así surgió para él el mote de “Gas”.
Con quince años se interesó por la caza y tiro a pájaros. Su padre estaba bastante disgustado, le dijo: “No te importa nada más que cazar, los perros y la captura de ratas, vas a ser una desgracia para ti y tu familia”. A los dieciséis años, por decisión de su padre, iría con su hermano, que estaba en la Universidad de Edimburgo para recibir formación médica. Aquel verano Charles estuvo con su padre como doctor aprendiz tratando pobres en Shropshire, anotaba sus síntomas para que Robert hiciera las recetas.
En 1825, junto a Eras, ingresó en la universidad de Edimburgo para estudiar medicina. Excepto en el caso de las clases de química, que ambos hermanos disfrutaban, todas las demás asignaturas le parecían aburridas. En el segundo año se unió a un club de naturalistas en la universidad. Fue alumno de Robert Edmont Grant un anatomista Lamarckiano en cuya tesis doctoral figuraba Erasmus Darwin, su abuelo. Darwin se unió a él en las investigaciones del ciclo vital de los invertebrados marinos a orillas del río Forth. El Lamarckismo era una teoría evolutiva. Esta teoría establecía que las especies cambiaban a lo largo del tiempo debido a que, durante la vida, el individuo adquiría unas características que transfería a su vástago.
En 1827 abandonó los estudios de medicina, su padre, disgustado, lo envió al Christ´s College de Cambridge para que fuera pastor anglicano. En su primer año, su primo William Darwin Fox le inició en la moda de coleccionar escarabajos, tuvo trato con el reverendo John Henslow, profesor de botánica, que consideraba las investigaciones de Darwin respecto a los insectos como teología natural.
En el segundo año Charles se juntó con un grupo de personas, bebían y alguna noche violaban el toque de queda. Un día Charles se replanteó lo de romper las normas porque hubo un altercado. “Un grupo de estudiantes”, decía, “cubrieron de barro y silbaron a dos supervisores de seguridad” aseguraba” Los supervisores reconocieron caras entre el grupo, cuatro fueron expulsados temporalmente y uno fue multado”. Siguió también coleccionando escarabajos. Al final era Charles el que enseñaba a Fox entomología.
En su tercer año dejó a sus compañeros aficionados a la bebida y asistía a casi todas las charlas de Henslow y sus actividades botánicas. Durante la pascua se quedó en Cambridge y asistió un curso de cinco días con Henslow a un jardín botánico, vio al microscopio unos conos en el polen, que se esparcían. Éste le dijo que esos eran los constituyentes del polen, le dijo que no tenían poder vital propio. Dijo que los seres vivos eran dotados de éste a través de Dios. Henslow añadió que había personas que proponían que los seres vivos tienen sus propias fuentes de energía. Darwin consideraba esa teoría, había sido alumno de Grant.
En el examen final de 1831 Darwin aprobó con muy buena nota. Darwin planeó visitar Tenerife antes de ser párroco. Fue a una expedición geológica a Gales con Adam Sedwick, profesor de geología del que a hacer series estratigráficas entre otros procedimientos en el campo de la geología. Cuando volvió a The Mount encontró una carta de John S. Henslow. Razones para el viaje:
La carta ofrecía a Charles la oportunidad de embarcarse en un viaje de dos años por Tierra de Fuego, volviendo por las Indias Orientales. Una vuelta al globo. Sería un naturalista supernumerario, no era realmente un naturalista, pero estaba cualificado para las tareas de uno. Sería también un acompañante del capitán Robert Fitzroy, que seguramente se sentía preocupado. En el primer viaje del navío él era el segundo de a bordo, su capitán se suicidó, quizás agobiado por la soledad. Temía que él también pudiera perder la cabeza. Un punto a favor para la plaza de supernumerario.
Charles no dudó en aceptar, su viaje a Tenerife había sido frustrado hacía poco. Para su disgusto, su padre pensaba que era una pérdida de tiempo. Se fue a Maer y con ayuda de su tío materno Joshua Wedgewood, convencería a su padre con una carta. Cuando volvió a The Mount Robert le dijo: “te daré toda la ayuda que esté en mi mano”.
Mayores logros:
Una vez en casa Darwin ya había adquirido reputación en la comunidad científica, comenzó a clasificar y ordenar sus fósiles y apuntes.
-Darwin recolectó una gran variedad de fósiles en sus viajes, entre otros, el del diente de caballo que tan intrigado le tuvo, es una pieza importante en el estudio de la evolución de los caballos.
-Darwin postuló que todas las especies conocidas hoy en día evolucionaron a partir de un antepasado común mediante un proceso que llamó selección natural. La selección natural es un proceso que consiste en la supervivencia y reproducción de aquellos individuos que más prosperen en su lucha por la existencia. De esta manera las características adquiridas por sus vástagos tenderán a ser más propicias para la supervivencia. Aún así Darwin reconoció que la selección natural no es el único factor implicado en la evolución.
-Sus teorías constituyen la base de la síntesis evolutiva moderna, junto a la de la teoría genética de Gregor Mendel y la genética de poblaciones matemática.
Conclusiones y valoración:
Me resulta realmente interesante la teoría de la evolución de Charles Darwin, me parece muy razonable la presencia de la Selección Natural en los cambios de las especies.
Podemos observar que las crías se parecen a sus progenitores, podemos observarlo bien en nuestra especie. Los hijos tienen rasgos faciales fáciles de relacionar con los de alguno de sus parientes, especialmente sus padres. Pero así como los rasgos faciales se transmiten muchos otros (color de piel, defectos visuales, forma de andar, conducta…) que no tienen que ver con los valores aprendidos. Hablamos de los valores adquiridos. Por entonces no se conocía el ADN, así que voy a evitar su mención.
Las teorías de un evolucionista anterior llamado Lamarck, dicen que los rasgos adquiridos por los hijos son adquiridos por el progenitor durante su vida. Hoy en día no tenemos evidencias de que los rasgos adquiridos sean distintos según la vida del progenitor. Aún así, los aprendidos sí, las técnicas agrícolas humanas se han transmitido durante generaciones a los hijos de agricultores, pero si un hijo de agricultor se cría en un orfanato, no sabrá como trabajar la tierra. Así podemos distinguir entre los rasgos aprendidos y heredados.
La selección natural viene a decir que solamente los que mejor cualificados están llegan a la edad reproductiva y se reproducen transmitiendo sus características hereditarias a sus crías. También que los más cualificados vivirán más tiempo y se reproducirán más veces. A simple vista podemos decir que un animal propenso a enfermar no superará sus primeros meses de vida. Podemos decir también que un animal estéril no podrá reproducirse. Podemos decir que un vegetal de unas ciertas características podrá prosperar en un lugar mejor que otros. Podemos afirmar que un humano cuya recepción del dolor esté trastornada tiene posibilidades mucho mayores de que sus lesiones sanen mal o no sanen le lleven a la muerte, al no sentir las consecuencias de sus imprudencias.
Charles Lyell, hombre que influyó en Darwin durante su viaje a través de obras literarias, decía que las especies son distintas según las condiciones ambientales en las que viven. Charles se cuestionó seriamente estas afirmaciones al observar los pequeños rasgos que diferenciaban los pinzones de una isla con los de otra en el archipiélago de las islas Galápagos. Sus condiciones ambientales eran prácticamente indistinguibles, pero eran distintos. También ocurría con los galápagos y seguramente con otras especies aunque, quizás de forma no tan evidente. Seguramente esto se debe a que unas especies sacan ventaja a otras de forma distinta en cada entorno, aleatoriamente.
Ahora vamos a hablar de datos más actuales. El ADN, contenido en el núcleo de las células (las más pequeñas unidades funcionales de vida) alberga la información necesaria para la creación de una célula nueva y su reproducción. Los organismos vivos nos componemos de ellas, y en nuestra reproducción se produce una combinación del ADN de los gametos de nuestros progenitores que dan lugar al nuestro. Estas son las características hereditarias de las que hablaba Darwin.
Me parece sin duda una teoría correcta que toma parte en el proceso evolutivo, solamente los que sean capaces se reproducen, de esta manera sus vástagos tenderán a ser capaces. Sin embargo, no es un factor exclusivo e indiscutible, los valores aprendidos de los que he hablado antes me parecen fundamentales. Por ejemplo en humanos, la forma en la que actúa un niño será distinta si se cría en un orfanato, que con sus padres.
Podría seguir divagando sin límites sobre el tema, realmente me gusta, pero vamos con la valoración.
Me ha resultado reconfortante hacer este trabajo, he aprendido mucho sobre mi personaje, le he dedicado bastante tiempo y entiendo mucho mejor como llegó a esas conclusiones. Realmente me siento orgulloso de haber completado este trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario