lunes, 9 de diciembre de 2013

BURCKHARDT, DESCUBRIDOR DE PETRA, por Ismael Catalán Sanz



Formación:
Johann Burckhardt decidió ir a la Universidad, estudió en Leipzig y Gotinga entre 1800 y 1805, pero apenas pisó un aula.
Burckhardt se trasladó a Inglaterra en 1806 para buscar trabajo, mientras vivía al borde de la miseria, conoció a Henry Salt, futuro cónsul en El Cairo, y al botánico Joseph Banks, miembro de la Asociación Africana. Burckhardt presentó el proyecto de una expedición para atravesar el Sahara hasta Tombuctú y desde allí explorar el río Níger.
Sus viajes:
Empezaría su viaje en Siria, dirigiéndose hacia el sur hasta Amán, y desde allí hacia Egipto, donde se uniría a una caravana de camino Sudán.
Durante el trayecto tuvo inconvenientes, ya que los extranjeros no eran bienvenidos en Oriente, el joven se hizo pasar por un mercader musulmán corriente, así que empezó por aprender nociones básicas de árabe en la Universidad de Cambridge, donde también asistió a clases de medicina, astronomía y mineralogía, entre otras disciplinas. Después, y con su árabe más chapurreado que hablado, se trasladó a Malta, donde, ya transformado en el jeque, Ibrahim ibn Abdallah, convivió con los comerciantes musulmanes.
A medida que avanzaban empezaron a encontrar ruinas y monumentos y Burckhardt observó que no era una residencia, sino una tumba y que la riqueza de la ciudad debió de ser muy grande, si pudo dedicar monumentos como ése a la memoria de sus poderosos y Burckhardt pensó que se trataba de Petra, a partir de las referencias a autores antiguos y que situaba cerca de Petra la tumba de Aarón
Burckhardt llegó a Egipto, donde pasó el resto de su vida esperando a la caravana con la que iba a viajar al interior de África y que nunca apareció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario