viernes, 13 de diciembre de 2013

ANITA DELGADO, DE MÁLAGA A KAPURTHALA, por Laura Vicente Latorre


Su vida:
Ana María Delgado Briones, más conocida como Anita Delgado. Fue una bailarina española de cuplés que llegó a convertirse en maharaní, que significa “gran reina” , de Kapurthala. Nació en Málaga (España). 
Anita vivía con su familia en Málaga hasta que por causas financieras se tuvieron que ir a vivir a Madrid. Allí una vecina suya le empezó a dar clases de baile gratuitamente ya que no podían pagarlas. Unos empresarios que necesitaba unas teloneras la vio bailar junto a su hermana y las bautizaron como “Las hermanas Camelias” , estos señores las contrato para hacer de teloneras y bailar entre pase y pase de las artistas en el Central Kuesaal. Un día dio la casualidad de que se iba a celebrar la boda del rey Alfonso XIII con la princesa Victoria Eugenia de Battenberg, por lo que Madrid se llenó de personajes de la realeza de todo el mundo, uno de estos personajes era el maharaní de Kapurthala, y ve a la joven malagueña y queda prendado de su belleza, y desea conocerla, ella no accede a sus proposiciones y este se ve obligado a abandonar Madrid debido al atentado que hubo contra los reyes. Pero el maharajá no se da por rendido y le escribe una carta pidiéndole la mano, pero ella en principio no iba a aceptar, pero en una carta que le manda al maharaní acepta su petición. Anita viaja a París donde se casó con el maharaní por lo civil, posteriormente viajan a la India donde contraerá matrimonio en 1908 (a la edad de 18 años) por el rito Sij.
En 1914, debido al comienzo de la Primera Guerra Mundial, su marido y ella viajaron a Europa, donde él se puso al servicio del ejército británico y ella hizo importantes donotativos en los hospitales. A partir de ese momento, Ana vive a caballo entre París, Málaga y Madrid, pero finalmente se quedó en Madrid, donde murió debido a un ataque cardiaco en 1962
Valoración:
Anita Delgado ha sido una chica muy luchadora, con una personalidad muy fuerte y voluntaria, ya que en la Primera Guerra Mundial se ofreció voluntaria para ayudar en el hospital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario