domingo, 8 de diciembre de 2013

ALÍ BEY, UN ESPAÑOL EN ORIENTE, por Javier de Haro Millán



Curiosidad:
De gran influencia en su vida fue la pasión que sintió por la cultura islámica, que le llevó a aprender árabe y a estudiar la historia, los usos y costumbres de los musulmanes.

En el año 1803, emprendió un largo viaje por territorios musulmanes, haciéndolo camuflado como príncipe sirio musulmán descendiente de los Abbasíes, educado en Europa y bajo el nombre de Alí Bey el-Abbasí.
Logros:
Precoz y adelantado a su tiempo, a los 14 años figura ya trabajando como funcionario en Granada, siendo algo más tarde Contador de Guerra con honores de comisario y administrador de tabacos de Córdoba. En 1810 fue nombrado alcalde de Córdoba por José I, donde introdujo el cultivo del algodón, la remolacha y la patata. Ostentó este cargo por espacio de 15 meses, hasta el 14 de julio de 1811, y antes, realizó el viaje a territorios musulmanes, aparte del viaje que hizo a Grecia y Turquía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario