sábado, 30 de noviembre de 2013

ANITA DELGADO, DE BAILARINA A REINA, por Victoria Villarroya Pérez


Recorrido vital:
Anita y su familia vivían complicadas situaciones económicas y por eso tuvieron que emigrar de Málaga a Madrid. Donde allí, Maharash de Kapurthala se fijaría en ella y le pediría matrimonio. Anita al principio se lo negó, pero finalmente accedió a casarse con él. El maharajá en estos momentos estaba en París. Así que viajó hasta allí. Más tarde iría a la India donde se casaría con él y viviría durante muchos años. En 1914 comienza la Primera Guerra Mundial, Ana y su marido  emigraron  a Europa donde se divorciarían. Él se puso a servicio del ejército británico y ella haría importantes donativos a diferentes hospitales, y pasaría el resto de su vida a caballo viajando de París a Madrid o  Málaga. 
Logros:

Su familia vivía una difícil situación económica y tuvieron que emigrar a Madrid, ella y su hermana sacaron a delante a la familia con sus espectáculos. Además consiguió pasar de ser una simple chica de ciudad a una gran reina. También ayudó mucho a los hospitales de Europa durante la Primera Guerra Mundial con importantes donaciones.    
Problemas:
 Además de la poca información que hay de este personaje, esta mal, es decir que la mayoría de información no es cierta o por lo menos distinta a la del libro “Pasión india“ (de Javier Moro), una novela que habla de su vida. Y por culpa de la poca fiabilidad de lo que se cuelga en la  red he tenido que rehacer todo el trabajo.
Valoración:
Anita Delgado es un ejemplo de mujer luchadora. A pesar de su difícil situación económica no dejo de luchar por lo que realmente le gustaba. En muy poco tiempo pasó de ser una simple chica a una gran reina de Kapurthala. Eligió acompañar a su marido a la guerra, corriendo el riesgo de ser asesinada o herida, no como las mujeres de la época, que se quedaban en sus casas a esperar  que su esposo regresara. Además supo ignorar las críticas de su reinado, pues estos no querían que ella fuese reina y tuvo que acoplarse a la cultura de su marido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario